Cristina Llaguno: “Nada es permanente en la vida…el Amor es Movimiento”

Cristina Llaguno: “Nada es permanente en la vida…el  Amor  es Movimiento”

Cristina Llaguno, no solo es abogada, sino mediadora, psicóloga, experta en religiones comparadas, terapeuta transpersonal  y discípula de dos grandes maestros: Stanislav Grof y Bert Hellinger.

 

Cristina LlagunoCristina Llaguno tiene unos ojos directos, vibrantes y examinadores, delatan a la justicia como su esencia más pura,  la primera ruta que eligió para emprender su búsqueda en el  mundo profesional.  Ella no solo es abogada, sino mediadora, psicóloga, experta en religiones comparadas, terapeuta transpersonal  y discípula de dos grandes maestros: Stanislav Grof y Bert Hellinger.

Nacida en Argentina, en Ramos  Mejía, provincia de Buenos Aires,   el espíritu de  equidad  de Cristina la ha llevado a recorrer el mundo en búsqueda de respuestas personales y de alimentarse de múltiples disciplinas, para reconocer  las interrogantes que todo ser  humano en algún momento de su vida  se plantea.

Estudio chamanismo, hipnosis ericksoniana y en 1989 conoció a  Stanislav Grof, uno de los fundadores de la psicología transpersonal, investigador pionero en el uso de los estados alterados de conciencia con el propósito de sanación, crecimiento e introspección. “Fui y sigo siendo su  discípula, graduándome en 1999 como terapeuta Transpersonal y facilitadora de respiración  holotrópica en el Grof Transpersonal Training.  Es  Grof quién me habla de Hellinger  y en 2001 ingreso a estudiar  constelaciones familiares con Tiiu  Bolzmann en Argentina  y luego,  como formadora de formadores”,  explicó  Cristina.

“Muchas veces  me  he preguntado…Cómo hago para sentirme feliz…. Me  he dado cuenta que las soluciones a veces, están fuera de mí… pero en muchas  ocasiones están en mí y dependen de mí. Deje de estar en la posición de  víctima que se pasaba el día preguntándose ¿Por qué a mí? Y me escuché respondiéndome ¿por qué no a mí?.. Para pasar  a la pregunta sanadora y reveladora de ¿Para qué a mí? ¿Para qué se  presentan estas  situaciones  en mi vida y que he creado con mis acciones pasadas? ¿Para darme cuenta de qué? ¿Para aprender qué?”, relata Cristina en su libro “Amor  en Movimiento”.

Para Cristina las respuestas comenzaron a fluir, cuando se dispuso a practicar cada día  estar presente en el aquí y ahora.  “Fue tal la paz que logré al hacerlo las primeras  veces.. que no quiero experimentar más que el presente, dejarme tomar por lo que aparece y fluir con ese movimiento”, relata Cristina.

“Deje de conjugar en estos tiempos: debería, habría, hubiera, gustaría…ahora mis  verbos  favoritos son: Ver, Tomar, Dar, Reconocer, Reconciliar y por  supuesto Amar y Vivir, sin olvidarme de Desear y Lograr”, propone  Llaguno.

En medio de sus búsquedas,   Llaguno alcanzó la primera conclusión: “Nada es permanente en la vida. Cada vez que me aferro a alguna circunstancia, situación o persona eso  cambia y  debo volver a confiar, descubrir, reconocer, para finalmente dejar ir, no sin antes agradecer internamente por lo que pasó, lo que aprendí y recomenzar el ciclo…Nada ni nadie permanece igual. Hay una excepción en este darme cuenta… Solo  una cosa es permanente y es  el sistema familiar”, legitima Cristina.

Derecho Sistémico una metodología de  reconciliación

Cristina LlagunoDe la mano del maestro Grof,  Llaguno  transita a la terapia Sistémica de Bert Hellinger,  formando  parte de la primera  promoción de la Hellinger Sciencia. “Siempre  consideré  a las  Constelaciones Familiares como una  filosofía para la vida y por  suerte se está popularizando esa percepción,  porque  no es  necesario ser  psicólogo para   estudiar constelaciones. Es una puerta hacia  una vida más  pacífica, más  amorosa para todos”, precisó Llaguno.

Pero su incansable sed de aportar y crear conocimiento,  llevaron a  Llaguno  a  dedicarse  desde  su  fortaleza  transversal de la legislación,  a desarrollar  la aplicación de las constelaciones sistémicas al campo jurídico creando un programa  denominado Trabajando al Servicio de la reconciliación. “Desarrollé el Derecho Sistémico y la influencia de la metodología de las constelaciones en la mediación y  cómo se pueden utilizar para  facilitar procesos de solución pacífica  de conflictos”, precisó.

“Sabemos que el derecho se  alimenta del conflicto, sino hay  conflicto no hay crecimiento y se puede llegar a un buen entendimiento pacifico, a través de un conflicto manejado desde las  constelaciones como una metodología de reconciliación”, precisó Llaguno.

“Nosotros no ayudamos sino acompañamos a otros. Lo conducimos después de haber desarrollado y transitado nuestro propio proceso. No hay acompañamiento posible si  yo primero no lo transito conmigo. Lo que se ve  es  un trabajo mucho más  profundo en el sentido que no hay casi intervención aparente del facilitador. El facilitador  está  conduciendo desde la percepción, de  su intuición y entrega, el trabajo que hace  los  consultantes o  clientes”,  explicó Llaguno.

“Toma su vida  y su plenitud”

En 2007 creo el “Centro de  Constelaciones Familiares  y Soluciones  Sistémicas  de Chile”,  que cuenta en la actualidad  con sedes en Santiago de Chile, Buenos Aires, Posadas, Misiones y Tucson, Arizona, Estados Unidos.

Cristina LlagunoDirige entrenamientos y coordina talleres de Constelaciones Sistémicas, así como formaciones en: Universidad Católica de Chile,  Universidad de Chile, Asociación de  Abogados de Buenos, así como entrenamientos en el Poder Judicial de  Chile  y en Argentina. “Damos formación para consteladores, hemos realizado un camino de crecimiento de mucho amor y   apertura. Disfrutamos de  haber podido llevar la Pedagogía Sistémica también a Chile. Ya tenemos dos promociones de maestras certificadas  en el Diplomado de Pedagogía  Sistémica  y seguimos formando”, acotó.

“Tenemos alumnos  psicólogos, psiquiatras, amas de casa, empresarios , ya que se puede  aplicar en todo ámbito de la vida, sin restricciones  y es  bien recibido por  todos. En Chile,  estamos dando clases en la Universidad de Chile en la carrera de Psiquiatría en un postgrado de  Medicina y los psiquiatras han comenzado a utilizar  algunos de los movimientos que enseña el maestro Hellinger con sus pacientes. Están muy sorprendidos con los resultados: muchos menos medicación y los  tratamientos duran menos tiempo”, explicó Llaguno.

Cristina, acaba de publicar un libro que coloca la filosofía de las Constelaciones  Familiares en un lenguaje muy  sencillo y al alcance  de todo público  “Amor  en Movimiento”. “Es  un libro con tareas para el hogar, para despertar ese amor que todos  tenemos, ese  amor que está en permanente movimiento y une o separa a los miembros de una familia, de una empresa, de un grupo; porque las constelaciones son nada más y nada menos que eso: amor  en movimiento”, relata.

“El camino  hacia  la vida  es  un camino que nos fue dado como un  regalo  y viene a través  de nuestros padres y de nuestros  ancestros. No siempre es  fácil  tomarlo: implicaciones, enredos sistémicos, secretos, exclusiones, mandatos familiares, destinos difíciles, la conciencia….quedamos enredados en un destino que no nos  pertenece”,  explica Llaguno en su  libro.

“¿Cómo hacer para darme cuenta  si estoy mirando a la vida, la he tomado, o estoy en el pasado? Quien asiente al movimiento creativo y está  en resonancia  con el espíritu, se pone  en una actitud donde la perfección  no existe, acompaña  el movimiento que se manifiesta y participa en esto tal cual se presenta.  Toma su vida  y su plenitud”, propone Cristina Llaguno, nuestra  Mujer Mágica.

Redes:

ttps://www.facebook.com/CristinaLlagunoFiguraPublica/

www.cristinallaguno.com.ar

Amor en Movimiento

Comentarios

comentarios

Categorías: Gente Como Tú

Autor

Ingrid Uzcategui

Madre de dos hijos, periodista, Magister en TV, Universidad Estatal de Moscú, Lomonosov. Periodista de la Universidad Central de Venezuela. Jefe de Información de varios canales de TV en Venezuela. Docente Universitario. Estudiante del Diplomado "En Sintonía con el Movimiento" de la Red de Centros Formadores en Hellinger Sciencia. Colaboradora de la revista digital La Nota Latina.