Cáncer: Relación mente-cuerpo

Cáncer: Relación mente-cuerpo

Para quienes hemos vivido de cerca una historia de lucha por la vida, no es un secreto la difícil travesía por la que atraviesan las personas con Cáncer. Afortunadamente en la actualidad son mayores los enfoques de intervención biopsicosociales, para este tipo de patologías, y se le otorga cada vez más una merecida  importancia a los aspectos psicológicos que contribuyen en el mantenimiento de la enfermedad.

La relación de la mente sobre el cuerpo es bien clara. Del mismo modo que las enfermedades físicas influyen en nuestro estado de ánimo y nos provocan: temor, miedo o preocupación. Muchos problemas psicológicos provocan síntomas físicos.

¿De qué depende que se use una u otra estrategia para hacer frente a una enfermedad?

Esto lo dicta la estructura de personalidad, conformada por:

(La herencia) con lo que nacemos  +  (La experiencia) lo que se vive   + (El entorno) con quién se vive.

La estructura de personalidad crea el filtro con el que nos enfrentamos a la vida, y afecta  todo lo que nos pasa. Determina, que lo que es difícil de manejar para unos, quizás no lo sea para otros.

A continuación les presento algunas estrategias, que propone la reumatóloga y psiquiatra María Cristina Lunic, que pueden resultar perjudiciales o adaptativas frente al cáncer:

Estrategias de afrontamiento perjudiciales:

1.-Centrarse en el problema: es útil para  resolver lo posible, en la elección  del  tratamiento con el  profesional y en cumplir con las  indicaciones. Pero no es útil cuando no nos permite ver nada más.

2.-Pensamiento mágico: tener la idea de que ocurra un milagro, que la situación termine, o desaparezca de repente, sin someterse a ningún tratamiento. Esto puede  hacer  perder  un tiempo precioso, en el encuentro de una cura.

3.-Buscar culpables: la auto-atribución de la culpa no es útil, es mejor buscar soluciones. La culpa nos hace vivir un rol de victimas y nos deja impotentes.

4.-Evitación: mejor en “esto” no pensar. La verbalización de aquello que nos preocupa, nos ayuda a desligar el dolor, de nuestro pensamiento. Mientras más veces hablemos sobre lo que nos preocupa, más fácil será para nuestra mente lidiar con esa preocupación.

5.-Pensamiento catastrófico: se tiende a pensar que “seguro va a pasar lo peor”. A veces vivimos dominados por creencias fatalistas, una excelente práctica es la de pensar en diferencias circunstancias de nuestra vida, donde creíamos que todo saldría mal y en realidad salimos victoriosos.

Estrategias de afrontamiento adaptativas:

1.-Detenerse: si siente que la emoción (enojo, ira, celos, autocompasión y/u otras)   invade  todo su ser,  nubla  el  pensamiento  y lo lleva a actuar  de modos  que  después  lamentará: como diría un director de cine “detenga la escena”   pare  todo,   no  actúe,   solo  respire hondo,  concéntrese  en la respiración  que  es  el modo de  volver  a  conectarse  con  ud. mismo.

2.-Registro de sí mismo: respiración, quién soy? haga un propósito, esta situación  no  me  va  a poder conmigo, si  llegué  hasta aquí,  es porque pude, ya le voy a encontrar la vuelta! si esto no alcanza, si se siento solo, piense quien  puede  brindarle  ayuda  (familiar,  amigo,  profesional).

3.-Flexibilidad: no hay una  única  manera  de resolver las cosas,  aunque  lo  haya  hecho  siempre  “así”. los  demás  pueden tener  otras  maneras, que  también  pueden  ser  útiles,  porque no  considerarlas?,  ver los pro y los contras  de cada una.

4.-Creatividad: es una de las características más importantes   del  ser  humano. Poder  hacer  frente  a  situaciones nuevas o a situaciones  conocidas  con  nuevas  soluciones,  o con la  ingeniosa combinación  de   soluciones  previas.

5.-Conocerse: conectarse nuevamente con sus gustos y preferencias. Retomar hobbies, conectarse con el sí mimo y el regalo de estar vivo.

“Lo importante  no es lo que nos pasa  en la vida,  sino lo que hacemos con lo que nos pasa” Lunic.

Comentarios

comentarios

Autor

Genesis Guerrero

Licenciada en psicología con experiencia en evaluación, manejo de procesos psicoterapéuticos individuales y grupales con niños y adolescentes. Me he desempeñado como psicólogo infantil, tutora en programas de estimulación de las habilidades de la inteligencia, maestra en apoyo a la integración de niños con diversidad funcional y necesidades educativas especiales. Co-creadora del programa cognitivo-conductual “Entrenamiento en Flexibilidad Cognitiva”. Con formación en Terapia de Juego, Gestalt, Modificación Conductual (A.B.A.) y Psicoanálisis Clínico Lacaniano con niños y adolescentes. Miembro del Foro del Campo Lacaniano de Venezuela y actualmente docente UCLA de la cátedra: Instrumentos de Exploración Psicológica II - Test Proyectivos.