Solvang: un pedacito de Dinamarca en California

Solvang: un pedacito de Dinamarca en California

Los primeros asentamientos dinamarqueses en California establecieron Solvang (“campos soleados”, en danés) a principios del siglo XX, para escaparle al frío del medio oeste de Estados Unidos, donde habían llegado originalmente. Arquitectura danesa, restaurantes y panaderías con gastronomía autóctona y museos reflejan las tradiciones de sus primeros habitantes. Incluso hay una réplica de la famosa estatua de la Sirenita que se ubica en Copenhague.

 

Un lugar curioso que puedes visitar en tu viaje por la costa oeste de Estados Unidos, en las cercanías de Santa Barbara, California, es el pueblo danés de Solvang.

 

Se trata de un pequeño pueblo de unos cinco mil habitantes que fue creado a principios del siglo XX por una comunidad de emigrantes procedentes de Dinamarca, quienes han conferido a Solvang todas las características de un pueblo danés.

 

 

Solvang está situado en el Valle de Santa Inés, la famosa zona vinícola que se ha convertido en un gran centro de atracción turística cerca de Santa Barbara.

El origen de la emigración danesa hacia Estados Unidos se remonta a 1850, y desde entonces se crearon numerosas comunidades danesas en los estados de Illinois, Minnesota, Iowa y Nebraska. En esas comunidades se fundaron numerosas iglesias y escuelas con las influencia de las ideas luteranas.

 

 

Fue en 1906 cuando un pastor de una de las comunidades danesas de Iowa se planteó crear una nueva comunidad en la costa oeste de Estados Unidos.

 

Finalmente, en 1911 se compraron terrenos en el Valle Santa Ynez, y se empezaron a construir los primeros edificios de la nueva comunidad danesa de Solvang, precimente junto a la Mision Santa Inés, que había sido levantada por los jesuitas españoles en 1804.

En 1912 se levantó la iglesia luterana Bethania Evangelical, seguiendo el diseño gótico de las iglesias medievales de los pueblos de Dinamarca. Pero fue después de la Segunda Guerra Mundial cuando los residentes de origen danés empezaron a construir sus casas con el estilo de las casas rurales entramadas de Dinamarca, creando un verdadero pueblo danés.

 

 

En las últimas décadas, Solvang ha potenciado su estilo de pueblo danés consiguiendo convertirse en una gran atracción turística que cada año recibe más de un millón de visitantes.

Así, cuando visites Solvang, además de contemplar numerosas casas entramadas, podrás ver típicos molinos de viento, estatuas y un museo dedicado a Hans Christian Andersen, a la vez que puedes disfrutar de típica música y comida danesas.

FUENTE: guias-viajar.com

 

Comentarios

comentarios

Categorías: Destinos

Autor

Redacción La Nota Latina

Informaciones, artículos de opinión y noticias escritas por periodistas, blogueros y colaboradores de esta revista digital. La Nota Latina no se hace responsable de la redacción, conceptos y opiniones emitidos en el contenido informativo.