Bal Harbour, la ciudad del glam

Bal Harbour, la ciudad del glam

 

Bal Harbour es una espectacular villa que se encuentra en el condado de Miami-Dade, Florida, estratégicamente localizada a 15 minutos de la “nueva Miami cultural y artística” -Wynwood Wall- y a similar distancia del vibrante barrio de South Beach.

Considerada desde sus orígenes -hace más de 70 años- como una capital del glam y la moda, se encuentra en su momento de mayor esplendor: con una vibrante movida gastronómica, shoppings de lujo, hoteles cinco estrellas y playas de arena blanquísima.

No es casual que allí se erigieron en los últimos años los dos hoteles más caros y exclusivos que hoy ofrece Miami: el distinguido St. Régis  y el clásico y espectacular Ritz Carlton Bal Harbour. Ambos hoteles cinco estrellas asoman con una arquitectura escultural y moderna y con servicios y atención diferentes y pensados para un huésped que adora ese halo de exclusividad tan encantador y adictivo.

En la actualidad, se suma el megaproyecto que aún promete redefinir la proyección de los próximos años de Bal Harbour, ya no sólo para el target de visitantes ricos y famosos: la remodelación del célebre Bal Harbour Shops.

Esa nueva palabra creada a partir de “Bahía” y “Atlántico” para formar “Bal” dio origen a Bal Harbour. Fue diseñado para celebrar la belleza natural del Sur de Florida, con un espíritu digno de la región que yace entre el Océano Atlántico, la Bahía de Biscayne y la afluente comunidad que la originó.

La visión que hizo realidad a Bal harbour comenzó en 1929, y fue diseñada como una comunidad pequeña, moderna y cosmopolita que mantendría a través del tiempo estándares y servicios superiores.

El veloz desarrollo hizo una pausa durante la Segunda Guerra Mundial, cuando se le alquilaron sus tierras a las Fuerzas Armadas estadounidenses por 1 dólar al año.  

En 1965, el desarrollador y dueño de una visión única acerca de en qué se convertiría ese “pedacito” de la costa de la Florida, Stanley Whitman lo hizo: abrió el primer shopping ultra exclusivo de Florida y se propuso traer a las mejores marcas de la industria de la moda. Una París cálida con playas espectaculares, soñó Whitman. Pero en Estados Unidos.

Es por eso que la familia Whitman no es una más en Bal Harbour. Ellos entendieron el lujo como un aporte cultural y distintivo de Bal Harbour a la costa de Florida. una mirada más amplia que la mera tenencia o exclusividad para unos pocos. También supieron vincular el lujo con un estilo relajado y de “puertas abiertas” para que todos y cada uno pueda acceder y disfrutarlo.

Con ese espíritu, la familia Whitman, fundadores de Whitman Family Development, se encuentra entre las 25 primeras familias en incorporarse a la comuna de Bal Harbour Village, en los años 50. Se lanzaron a construir un mall que rompió con todas las reglas a la hora de crear un shopping de lujo: el Bal Harbour Shopping (BHS) y lo planearon hasta hoy a cielo abierto, un homenaje para que todos -huéspedes y residentes- puedan disfrutarlo.

Recientemente, Bal Harbour Village aprobó el plan de ampliación y remodelación de Bal Harbour Shops por 400 millones de dólares. La renovación de este ícono de las compras y paseo de lujo en Miami, lo conducirá a mantener su liderazgo, y lo guiará hacia una nueva era de prestigio y sofisticación.

FUENTE: infobae.com

Comentarios

comentarios

Categorías: Destinos

Autor

Redacción La Nota Latina

Informaciones, artículos de opinión y noticias escritas por periodistas, blogueros y colaboradores de esta revista digital. La Nota Latina no se hace responsable de la redacción, conceptos y opiniones emitidos en el contenido informativo.