¿Cuáles son las claves para vender más?

¿Cuáles son las claves para vender más?

Toda empresa busca tener un crecimiento. Para eso, hace falta tener una gran cantidad de ingresos, lo cual es otro de los objetivos obvios. Para lograr este último objetivo que hemos planteado es necesario hacer una serie de estudios con el fin de poder asegurarse de todo lo que sería beneficioso y lo que no. Entre esos estudios podríamos encontrar la investigación de mercados y su gran funcionalidad.

Aunque esa es una de las cosas más básicas y necesarias, también existen muchas otras formas que quizá no hayas probado con tus clientes habituales aún y que funcionan por distintas razones, tales como:

1.- Orientar más tus ventas a tus clientes actuales

No hay nada como la confianza: cuando ya posees una clientela identificada, segura y que confía en ti, tienes en tus manos la posibilidad de hacer que tus nuevos productos, cambios dentro de todos los actuales y demás cosas puedan triunfar sin tanto inconveniente.

La exigencia es costosa: ten mente que atraer un nuevo público en el 90% de los casos es costoso. Pues si no lo has obtenido aún quizá es porque consideran que la calidad de tus productos, atención u otras cosas están fallando.

Zona de confort: no queremos que te mantengas en todo momento dentro de esta, pero tienes que saber cuándo salir y cuándo no. Pues a veces es mejor mantener las relaciones laborales amenas y punto.

Incertidumbre: esto es un factor que afecta a los negocios más directamente, un negocio desconocido conlleva a pensar en una transacción insegura para el cliente. Otra razón para dedicarse más a lo conocido.

2.- Marketing y base de datos

Si los puntos anteriores te han convencido y ya has notado este tipo de cosas y cómo funcionan dentro de un mercado. Para que el marketing te sea de ayuda, lo esencial es tener una base de datos de esos clientes para que puedas aplicar nuevas estrategias que se acoplen a tus logros e ideas.

Tener datos críticos de ventas te permitirá saber a quiénes dirigir productos, la producción de los mismos y por lo tanto el presupuesto a destinar, lo que se traduce en menos pérdidas, gastos y costos.

3.- ¿Cómo venderle más a mis clientes frecuentes?

Hay formas de darle un incentivo o un valor agregado a todo lo que se vende:

“¿Quiere una bebida más grande?” Darle a los clientes razones para adquirir un producto o servicio de mejor calidad basado en lo que buscan o se cree más conveniente.

¿Desea agregar aros de cebolla por solo…?” Otra forma es darle al cliente la opción de obtener productos adicionales para complementar su compra y su satisfacción.

El primero podría considerarse más como una forma de mejorar u obtener algo mejor de lo que el cliente espera y el segundo es poder tener la dicha de satisfacer más de una necesidad con su compra múltiple.

“¡Descuentos!”: usualmente forma parte de los comercios pequeños o startups, dónde se le ofrece al cliente un descuento que compense una compra grande o en varias cantidades de uno o distintos productos pero que siga ofreciendo un margen de ganancia rentable.

Avances y modificaciones: no le ofrezcas a tus clientes la misma experiencia de compra, con los mismos aburridos productos durante todo el año. Haz del servicio sea algo especial y mantén tu catálogo lo más actualizado posible para que el cliente se sienta más atraído.

“¡Prueba esta nueva bebida!”: para dar a conocer nuevos productos existen muchas estrategias y una de las más usadas y recompensadas es la de organizar eventos en las que el público pueda acceder a este con una pequeña muestra gratis y así decida, un poco más alentado si es buena idea comprar este.

Conoce y maneja a tus clientes: tu tiempo en el mercado debe ser usado por ti para conocer qué es lo que busca y desean los clientes. Poder ofrecerles a estos un “combo” de los artículos más vendidos con quizá uno que no se vende tanto, hará que la rotación de todos tus productos sea mucho mejor.

Promociones, descuentos y rebajas: haz que el cliente se sienta en todo momento querido, atendido y escuchado. Busca excusas para hacer quizá una feria u ofrece cupones por sorteos con temáticas que tú mismo puedes inventarte. Haz que tu negocio tome vida por tu propia mano y que sea eso lo que mueva a tus clientes.

“Yo volvería a ir a ese sitio sin dudas”: no puedes manipular la opinión del cliente, pero sí puedes motivar e incentivar a que sea una opinión más positiva. Dale a cada el cliente el trato que tos merecen. No discrimines por ninguna razón o comportamiento y crecerás rápido.

Búsquedas populares: saber lo que quieren los clientes puede que no sea fácil si la experiencia no te acompaña. Pero para ello puedes acudir a observar a la competencia o las búsquedas on-line más frecuentes para guiarte y poder hallar la forma de cubrir con eso que anhelan.

E-mail marketing y liderazgo en línea: orienta a tu equipo multimedia a la recolección de datos (de forma lícita y con el consentimiento total y oportuno del cliente) para estar siempre en contacto con él y periódicamente poder hacerle llegar las últimas novedades respecto a tu negocio.

Social media: no olvides esta importante parte, las redes sociales dominan todos los ambientes relacionados a los negocios, incluso en los que parece que no. Tener redes sociales optimizadas y que muestren tu lado más humano es una ventaja que quienes no la tomen, no podrán igualarla de ninguna forma.

El liderazgo es algo que no puedes olvidar implantar y tienes que hacer que sea algo que motive a tus trabajadores a aprovechar estos puntos. Aprende a motivarlos y enseña a trabajar en equipo aún si es la primera vez.

Comentarios

comentarios

Categorías: Mundo Empresarial

Autor

Edith Gomez

Edith Gómez es editora en gananci.com. Apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.