¿Por qué la confianza y los valores culturales preservan la familia como el pilar de la sociedad?

¿Por qué la confianza y los valores culturales preservan la familia como el pilar de la sociedad?

En la Filantropía de Cultura sostenemos que la cultura aporta innovación y tradiciones que sirven para el desarrollo económico. Además sostenemos que es a través del Comportamiento Cultural (CC) que podemos hacer visible las intenciones de ser valiosos para la prosperidad de las comunidades. Es gracias a las expectativas que se cultivan con el Comportamiento Cultural que nace la confianza. La confianza es la base para construir relaciones basadas en valores humanos que sobrepasen el interés, los malos hábitos y que protejan a la familia como el pilar de la sociedad.

La dicha de contar con una familia donde uno pueda confiar en los consejos de los miembros de dicha unidad, es un regalo que nos aporta la cultura. La organización social de todas las culturas incluye la familia como epicentro de los valores. Todos somos responsables de cómo afectamos a los miembros de nuestra familia, el modo en que nos comportamos en la calle los representa a ellos, la lealtad que les demostramos les da seguridad a los más chicos. Atentar en contra de la confianza de los seres amados, la pareja, los hermanos y el nombre de la familia es un acto de infidelidad hacia la cultura.

Para poder progresar económicamente y profesionalmente hemos de proteger la unidad familiar. Los hijos merecen la lealtad de los padres para crecer sanos emocionalmente dentro de un ambiente donde haya confianza y valores culturales. La cultura enaltece el valor de cada uno de nosotros como miembros de la herencia y tradiciones a las que pertenecemos. Seamos serios y buenas personas para que nuestras familias y comunidades prosperen.

#CulturePhilanthropy

www.motoreconomico.com

Comentarios

comentarios

Autor

Veronica Herrera

Verónica Herrera es innovadora en filantropía y educadora. A través de su experiencia de más de 20 años diseñando iniciativas culturales en la comunidad, complementada por sus estudios de investigación a nivel de doctorado, Verónica desarrolló una teoría de la motivación conocida como la "Filantropía de Cultura" (#CulturePhilanthropy). Su teoría sostiene que aportando lo positivo de la cultura se puede motivar el aporte filantrópico, el cual servirá de motor para el desarrollo económico. Su misión es educar a todos los niveles sobre el valor de la cultura como herramienta estratégica para el progreso de las comunidades. Verónica se graduó de la Universidad de Tennessee con dos licenciaturas, Idiomas y Psicología. Luego obtuvo su maestría en Pedagogía con especializaciones en Métodos de Investigación y en Literatura. Actualmente se encuentra en la fase final de un doctorado en Pedagogía. En 2016, fue reconocida con el premio Positive Impact Awards 2016 de Hispanicize, en la mención Desarrollo Profesional y luego logró ganar el premio como Personaje del Año 2016 con el apoyo del voto popular. Además, fue ganadora del Chattanooga’s Vote La Paz de Chattanooga Latino Leadership Award 2016 y fue oficialmente proclamada por el consejo de dicha ciudad como inmigrante de valioso aporte a la sociedad americana.