Las constelaciones familiares: “El movimiento decisivo viene del corazón”

Las constelaciones familiares: “El movimiento decisivo viene del corazón”

Tlalnepantla llamada la “tierra del medio” en México es el territorio que desde hace 15 años recibe al maestro Bert  con su amor, sus conocimientos, sus enseñanzas, su filosofía de vida y su magia de las Constelaciones Familiares al servicio de la paz del mundo.

Con la presencia de Denisse Ugalde Alegría, Presidenta Municipal de Tlalnepantla, representantes de las comunidades indígenas de México, el rector y segunda rectora de la Universidad Multicultural CUDEC, Alfonso Malpica Cárdenas y Angélica Olvera, respectivamente y más de 800 participantes de 15 países de Iberoamérica, se dio inicio al Entrenamiento Intensivo de la Hellinger Sciencia. Los representantes de las etnias indígenas de México fueron invitados especiales a este encuentro a solicitud del maestro Hellinger: “El mundo indígena tiene que estar presente, entonces estamos completos”.

Desde el 23 al 27 de marzo pasado, vivimos la magia, fuimos guiados por el espíritu de la vida y las generaciones ancestrales, en un entrenamiento con  vivencias y constelaciones que difícilmente pueden ser descritas desde las palabras, pues llevan al ser humano a conectarse con su alma  y las de nuestras familias. La magia del maestro Bert Hellinger revela  y configura una filosofía que nos  invita a sentir nuestra vida a partir de los sistemas familiares a los que pertenecemos.

hellingerFueron días de la pascua cristiana y desde esa conexión, el filósofo Bert  Hellinger nos brindó su sabiduría. “Me  conmueve mucho cómo me han dado  la bienvenida y justo ahora que estamos en Semana Santa. Yo con ustedes, mirándolos a ustedes, miro a Jesús … y nosotros como cristianos evocamos a Jesús de una manera especial en este tiempo”, marcó el inicio del encuentro.

El maestro Hellinger nos condujo a reflexiones sobre los procesos familiares y sus conexiones.  “El amor sólo se logra con el movimiento hacia mamá. El que no tiene el acceso a mamá, no puede encontrar el camino a una pareja. La  felicidad la alcanzamos al encontrar el camino a mamá. Pero el movimiento hacia mamá es un movimiento fuerte. Exige de los facilitadores una nueva tarea…lograr  ese movimiento”, reflexionó el maestro.

“La  mayoría  de  ustedes son facilitadores de Constelaciones Familiares, es decir, a través de este trabajo, intentan ayudar a  alguien, yo también lo intenté. Las  Constelaciones Familiares que aquí  aprendemos nos llevan a otra dimensión… siempre  es  un movimiento de amor… Otro poder está obrando y este poder se encuentra más allá de este mundo, es  humilde y sin arrogancia. Es  un todo que surge desde el corazón; siempre es AMOR”, nos explicó el maestro Hellinger.

Esta manera de facilitar las Constelaciones Familiares como una filosofía de vida es un acompañamiento a las personas a reconocer sus fidelidades y este reconocimiento permite mirar el sistema familiar con una perspectiva más amplia y honrar a los tatarabuelos, bisabuelos, abuelos, padres, familiares y antepasados de sus sistemas  familiares. “Cuando más aprendemos es cuando no decimos nada. Todo intento de tomar algo con las manos para lograr algo, para retenerse, es en vano. El que ha experimentado las Constelaciones Familiares es entonces llevado por otra fuerza”, afirmó el maestro Hellinger.

 La pareja: el futuro de las constelaciones familiares

Durante el proceso de entrenamiento, Bert Hellinger, creador  permanente, generador de ideas y propuestas, reflexionó sobre la tarea de los acompañantes de las constelaciones familiares y el cómo se puede prestar un servicio más congruente.  “Y ustedes  como facilitadores podrán entender qué son las Constelaciones  Familiares al servicio de la paz. Estamos al servicio de un poder  mayor. Este taller ha sido muy especial y reflexioné: ¿qué significa?  Ustedes se consideran consteladores  y yo también me considero junto a mi mujer, y sólo somos facilitadores”, afirmó.

Para el creador de las Constelaciones Familiares es el momento de dar un giro a la manera como hasta ahora se ha facilitado este proceso  y preguntó a los participantes: “¿ofrecen juntos Constelaciones Familiares como una pareja?  ¿Están ayudando como hombre o mujer?”, puntualizó.

“Fui uno de los creadores de las Constelaciones Familiares y por mucho tiempo me consideré que individualmente quería hacer el trabajo y transmitírselos a otros. Muchos me siguieron como Constelador Familiar. Luego, sucedió algo, llegó Sophie y se puso a mi lado y cuando sucedió, muchos facilitadores se alejaron de mí y de Sophie. De pronto nos vimos solitarios. ¿Qué hicimos entonces?  Fuimos a otros lugares, por ejemplo a CUDEC, México y luego fuimos al mundo entero. Y de pronto las Constelaciones Familiares como Sophie y yo las llevamos se hicieron conocidas en un movimiento mundial. ¿Puedo estar aquí solo? Eso no existe”, relató el maestro.

hellinger“Constelaciones Familiares significa configurar familias.  Y para que pueda desarrollar su fuerza: ¿cuál es la base de este trabajo? ¿Cuál es la base para cada uno que tiene que llevarlo a la práctica? Si lo reflexiono, de pronto se me aclara, en primer término: CONSTELACIONES FAMILIARES AL SERVICIO DE UNA FAMILIA y en primer plano ambos padres y luego a sus hijos”, afirmó el maestro.

“Nosotros lo pudimos vivenciar en forma conjunta y no me podía imaginar cómo se iba a desarrollar. Y me siento diferente y Sophie en todos los aspectos está junto a mí. ¿De qué manera pueden ir llevando estas nuevas constelaciones familiares? ¿Qué significa si el hombre y mujer de forma conjunta ofrecen constelaciones familiares? Tener un facilitador más congruente.  Juntos tienen más fuerza”, orientó el maestro Hellinger.

“Y vino Hellinger con una  bolsita de  polvos  mágicos y tomó los polvos  y los  esparció y aquello que era  invisible se volvió visible.  Es como  un emisario secreto del Universo  que  viene a  cumplir esta misión. Bert la Nueva cara de la psicología, la nueva cara de la filosofía para la reconciliación de nuestras familias y nuestros países”,  describió la vicerrectora Angélica Olvera de Malpica.

Para quienes tuvimos  la fortuna de participar en el entrenamiento, este encuentro es  imposible describirlo, sólo puedo dar testimonio de una rendición a la vida superior, llámese Dios, Universo, fuerza Creadora, es  una magia que está al servicio de la vida y la paz del planeta y sólo se puede agradecer desde el corazón.

“Me siento muy conmovido por lo que dijeron los participantes… SIEMPRE  SIGO APRENDIENDO”,  afirmó con humildad el maestro Hellinger.

hellingermexico@cudec.edu.mx
inscripcionesdomus@cudec.edu.mx

Comentarios

comentarios

Autor

Ingrid Uzcategui

Madre de dos hijos, periodista, Magister en TV, Universidad Estatal de Moscú, Lomonosov. Periodista de la Universidad Central de Venezuela. Jefe de Información de varios canales de TV en Venezuela. Docente Universitario. Estudiante del Diplomado "En Sintonía con el Movimiento" de la Red de Centros Formadores en Hellinger Sciencia. Colaboradora de la revista digital La Nota Latina.