¿Por qué los secretos lastiman la cultura?

¿Por qué los secretos lastiman la cultura?

La cultura está basada en la confianza. Cuando se atenta en contra del respeto se daña la imagen de todo un pueblo.

 

Los secretos son iguales a las mentiras, aunque los secretos son solamente silencio, hacen el mismo daño que las mentiras porque son la destrucción de la confianza. La cultura depende del cuidado y respeto que le podamos dar a través de nuestro Comportamiento Cultural (CC). El Comportamiento Cultural es la huella que dejamos de nuestra herencia por donde vamos.

Las personas vacías de cultura suelen mantener secretos y contribuyen a la decadencia de las tradiciones. La falta de seriedad con aquellos que depositan confianza en nosotros y el vivir más de una vida son parte de los típicos secretos atentan contra el sano desarrollo de la cultura y el avance de las comunidades.

El mantener secretos es una forma de maltrato y lo peor es que dejan mal a un pueblo entero. Por el hecho de ser parte de una cultura, de un país y de un pueblo, somos parte de tradiciones valiosas, pero si no nos manejamos bien y defraudamos la confianza estamos haciendo quedar mal a nuestra familia y a toda una cultura.

La confianza crece con la sinceridad. El respeto por la familia como base de la sociedad es indispensable para que crezcan las comunidades. No vivimos solos, la comunidad que nos rodea sabe quienes somos por la transparencia que demostramos.

Nunca piense que puede engañar a nadie manteniendo secretos y sea digno para respetar la cultura de la que disfruta gracias a la herencia que recibió de sus ancestros. El tratar a los demás con el respeto con el que usted quiere que lo traten es la regla de oro en la vida. Seamos claros, sensatos y de buen comportamiento para no dañar la reputación de nuestros pueblos y poder progresar.

Twitter: @workcommunity

#CulturePhilanthropy

www.motoreconomico.com

 

 

Comentarios

comentarios

Autor

Veronica Herrera

Verónica Herrera es innovadora en filantropía y educadora. A través de su experiencia de más de 20 años diseñando iniciativas culturales en la comunidad, complementada por sus estudios de investigación a nivel de doctorado, Verónica desarrolló una teoría de la motivación conocida como la "Filantropía de Cultura" (#CulturePhilanthropy). Su teoría sostiene que aportando lo positivo de la cultura se puede motivar el aporte filantrópico, el cual servirá de motor para el desarrollo económico. Su misión es educar a todos los niveles sobre el valor de la cultura como herramienta estratégica para el progreso de las comunidades. Verónica se graduó de la Universidad de Tennessee con dos licenciaturas, Idiomas y Psicología. Luego obtuvo su maestría en Pedagogía con especializaciones en Métodos de Investigación y en Literatura. Actualmente se encuentra en la fase final de un doctorado en Pedagogía. En 2016, fue reconocida con el premio Positive Impact Awards 2016 de Hispanicize, en la mención Desarrollo Profesional y luego logró ganar el premio como Personaje del Año 2016 con el apoyo del voto popular. Además, fue ganadora del Chattanooga’s Vote La Paz de Chattanooga Latino Leadership Award 2016 y fue oficialmente proclamada por el consejo de dicha ciudad como inmigrante de valioso aporte a la sociedad americana.