Marisol Casola: “Mis clientes son mi familia”

Marisol Casola: “Mis clientes son mi familia”

Marisol  Casola es propietaria de “La Per Beauty Salón”, una de las mejores peluquerías de Miami, donde los clientes reciben un trato amoroso y profesional y salen siempre con una sonrisa.

Marisol Casola extaordinaria profesional y mejor ser humano.

Marisol Casola extaordinaria profesional y mejor ser humano.

A los trece años Marisol Casola decidió que sería peluquera.  En el pequeño garaje de su casa de Bonito, un pueblo ubicado en una zona azucarera de República Dominicana, recibía a sus amigas -sus primeras clientas-,  a quienes les hacía los tubos, desriz, les lavaba y cortaba el pelo con la tijera de coser que le prestaba su mamá Ramona “Nenita”.  A falta de secador y de luz, el ardiente sol dominicano era perfecto para completar su trabajo. Ella no solo tuvo la primera peluquería de su pueblo, sino también la  tienda donde vendía desde champús en vasitos, hasta ganchos.

El servicio militar temprano y trabajar en el ingenio azucarero de su país, la desviaron por un rato de su profesión, sin embargo admite que “esos trabajos me permitieron ser disciplinada”. Una vez que concluyeron, logró la ansiada beca con la que pudo comenzar estudios en la capital. Sus ganas de progresar eran más grandes que las seis horas diarias que tenía que soportar montada en un autobús hasta llegar a Santo Domingo. Comenzó sus clases, pero el deseo de hacer cosas diferentes la llevó a hacer un casting en la televisión dominicana, que le valió un contrato como modelo del famoso show del reconocido animador Cuquin Victoria. Estando en ese programa la marca Coca-Cola la invitó a que fuera modelo para trabajos que desarrollarían en Miami.

Este proyecto con la famosa marca de bebida gaseosa se vio interrumpido por la llegada de su hija Perla, a quien le puso ese nombre por su afición a esa gema “elegante, romántica y asociada a reinas” y fue también el nombre que le dio más adelante a su salón de belleza: “La Per Beauty Salón”.

Cuando su niña ya estaba más grandecita, Marisol comenzó estudios de peluquería en el Belle Beauty School de Miami, donde se certificó. Montó su primer salón en su casa, pero el crecimiento fue tan rápido que no pudo continuar allí. Alquiló un local en la calle ocho que al  tiempo se quemó. Esa situación no la amilanó, porque “de lo malo siempre he sacado cosas buenas. Todo en la vida siempre pasa por algo”.

La Per Beauty Salon tiene un equipo de primera.

La Per Beauty Salón tiene un equipo de primera.

“La Per Beauty Salón” sigue en la calle ocho, pero en un lugar mucho más grande que a veces se convierte en pasarela de modas y sirve hasta para la celebración de eventos. Allí, además de disfrutar de un excelente servicio, se tiene la sensación de estar en casa, entre familia. Marisol y su equipo – Elizabeth, Francis, Lizandra, Leidys, Ada, Frank y Gustavo- mientras atienden a los clientes, ofrecen desde colada hasta un delicioso platillo para degustar. “El trabajo en equipo es algo muy valioso para mí. Aquí no existen celos, ni egoísmo de ningún tipo. Tenemos una relación muy cercana, de familia. No soy celosa al compartir lo que sé porque cuando comparto mis conocimientos aprendo dos  veces”.

La diferencia

A “La Per Beauty Salón” acuden clientes de todas las edades, pero los preferidos de esta extrovertida, amorosa y alegre sagitariana son los niños con problemas de discapacidad y los ancianos. En su opinión, lo que hace diferente a su salón de otros en Miami es su experiencia de más de treinta años. “Estamos constantemente innovando, pero lo fundamental es el trato amoroso y profesional que le brindamos a nuestros clientes a quienes les gusta el trabajo bien hecho y valoran además la relación calidad-precio.”

–¿Qué es lo más duro de tu trabajo?

–Cuando un cliente llega por primera vez: ganarse su confianza y que se quede con nosotros. Por otra parte, nos mueve el corazón cuando alguna de mis clientas nos dice que le tenemos que cortar el pelo porque está sufriendo de cáncer. Nuestros clientes son nuestra familia.

— ¿Lo más fácil?

— Es un trabajo demasiado agradable, servimos de psicólogas, consejeras y hasta de confidentes, pues guardamos íntimos secretos.  Tratas continuamente con el estado de ánimo de las personas y sabes que con un cambio de imagen les puedes generar alegrías, ilusiones, felicidad; eso no tiene precio. También es genial que un cliente se siente en el sillón y diga con plena confianza: “hazme lo que tú quieras”.

Marisol con su popular mamá Ramona "Nenita".

Marisol con su popular mamá Ramona “Nenita”.

Amiguera

Una de las cosas que más le impresionó a Marisol cuando llegó a Estados Unidos fue la abundancia de comida. Ella no podía entender que existieran personas que, a pesar de la abundancia que observaba, pasaran necesidades; pensaba que eso solo sucedía en su país, donde se las ingeniaba para darles comida o helados de frutas a sus vecinos. Desde ese entonces supo del efecto multiplicador cuando regalas de corazón  y siempre está involucrada en causas benéficas para ayudar a los que menos tienen. Era la primera en llevar comida y postres cuando habia alguna actividad en la escuela donde asistió de pequeño su hijo Carlos, producto de una armoniosa, estable y feliz relación con Carlos Casola, un empresario y chef de origen argentino a quien considera su ángel. “Nos enamoramos desde el comienzo. Me impresionó que siempre quiso a mi hija Perla, producto de mi primer matrimonio, eso fue fundamental para mí y luego aceptarlo en compromiso. Ahora, no me imagino mi  vida sin él”.

Además de compartir con su esposo, hijos y familia, lo que más disfruta Marisol es estar con sus amigos. “A mi familia y amigos no los cambiaría ni por todo el dinero del mundo”. También le gusta cocinar y hacer postres. “Mi sueño es lograr incorporar un restaurante gourmet a mi salón de belleza, donde mis clientes se puedan sentir a sus anchas”.

Actualmente, Marisol comparte tips de belleza todos los jueves, a las diez de la mañana, en radio Cadena Sur 1550, con las profesionales de la comunicación Mariela Monte y Alma Pineda, a quienes no para de agradecer por la maravillosa oportunidad.

El amor por lo que hace es tan grande que Marisol confiesa que piensa  llegar a vieja arreglando “cabellos”. Su vida siempre ha girado en torno a este oficio que se convirtió en su medio de vida y que continúa siendo su pasión igual que el primer día.

Comentarios

comentarios

Categorías: Gente Como Tú

Autor

Marybel Torres

Marybel Torres nació en la Isla de Margarita, Venezuela, lugar al que le profesa un infinito amor. Es periodista egresada de la Universidad Central de Venezuela. Ganó el Premio Nacional de Periodismo por el trabajo literario desarrollado como editora de la revista institucional Ínsula. Su experiencia laboral se centra en medios audiovisuales, corporativos e impresos. Es autora de dos libros: "Historias de Carnaval" y "Altagracia: Apuntes para su Historia". Le apasiona su profesión, ayudar, aprender algo nuevo todos los días y hacer amigos. Disfruta realizar entrevistas de personalidad porque le permite conocer la vida de las personas y luego narrarlas como un cuento. Es una soñadora empedernida y CEO de lanota-latina.com.