Mujeres emprendedoras: ¿cómo serlo y no fallar en el intento?  

Mujeres emprendedoras: ¿cómo serlo y no fallar en el intento?   

Son cada vez más las mujeres que cumplen con sus sueños de ser emprendedoras: pequeñas, medianas o grandes empresarias. Son mujeres que logran hacer de sus vidas un ejemplo, impactan con sus logros no sólo en su entorno familiar y laboral, sino en sus comunidades. La Nota Latina te presenta algunas opciones para que tú también seas una emprendedora de éxito.

Seguramente eres de esa clase de mujeres que quiere superarse. Trabajas duro, eres luchadora, y tienes muchas ganas de triunfar. Para lograr el éxito es cierto que hay ciertas cualidades que debes cultivar: tener una actitud positiva, disciplina, perseverancia y organización, son algunas de las más importantes. Sin embargo, importan otras. Veamos cuáles son.

Astucia: sí, es fundamental ser astuta para ser una buena emprendedora. Generalmente usamos esa cualidad para las relaciones interpersonales. Por algo se dice que somos de armas tomar. Entonces, que la intuición y la astucia estén al servicio de nuestros objetivos en el camino hacia el éxito. Estar pendientes de lo que sucede alrededor, evaluar todas las oportunidades y tomar ventaja.

Atrevimiento: las latinas tenemos un refrán muy común, ‘el que no pide a llorar se queda’. Si necesitas algo, pídelo. No sabes quién te puede ayudar así sea algo que necesites saber, o algo que te haga falta para completar un trabajo. Simplemente comunícate, expresa tu necesidad. Es precisamente esa tenacidad, esa voluntad para solicitar cosas, que puede llamar la atención de otros, que verán en ti potencial para el éxito.

Buen porte: la mujer latina sobresale por su apariencia. No se trata de andar al último grito de la moda, o vestirse estrafalariamente. Se trata de elegancia, buena presencia y mostrar seguridad, no sólo al vestir, sino al andar.

Carisma: hablando de buena presencia, esta cualidad es muy importante. Ser espontánea, natural, sincera, transparente. Tener buen sentido del humor, incluso si se trata de una misma. Cuando se tiene carisma, chispa, se llama la atención y llegan soluciones. A todos nos encanta estar rodeados de personas carismáticas, porque generalmente son colaboradoras y tienen iniciativa. En cambio las personas tímidas son difíciles para tratar, por más preparación que tengan.

Recuerda que para ser una emprendedora exitosa lo que importa es la voluntad, las ganas de iniciar cada día con pasión y un norte claro. Amplia sobre el tema en nuestra sección Somos Gente compo Tu.

Comentarios

comentarios

Categorías: Bar de Noticias

Autor

Victoria Fernanda Mendoza

Periodista egresada de la Universidad de Navarra España, con estudios de especialización en comunicaciones, redes sociales y mercadeo en México y España. Colaboradora en La Nota Latina y otros medios de comunicación latinoamericanos. Escribe sobre diversos temas como bienestar, gerencia, negocios y estilo de vida.