Nuestra imagen “online” refleja nuestros valores culturales

Nuestra imagen “online” refleja nuestros valores culturales

Las redes sociales y las aplicaciones de mensajería privada como el Messenger y el WhatsApp son excelentes herramientas para mantenernos conectados con nuestros seres queridos por muy bajo costo. Es sin duda un privilegio tener acceso al perfil y la caja de mensajes de otras personas. Como se trata de un privilegio, debemos respetarlo, especialmente porque lo que escribamos allí quedará como reflejo de nuestra cultura.

Si hacemos uso indebido de estas herramientas, al colocar fotos o comentarios que degraden nuestra cultura, estaremos afectando a muchas personas que serán juzgadas por nuestras acciones. Estaremos reflejando algo negativo sobre nuestra herencia. Muchas veces el mal uso de las cajas de mensajería privada por Internet se presta para actos de violencia pasiva (comentarios, fotos, piropos inapropiados, etc.) puede causarle una gran depresión o desgracia a la persona que las recibe.

Para seguir fomentando nuestras buenas costumbres, para que nos aprecien como entes culturales de gran dignidad, y para que las generaciones de relevo no caigan en malos hábitos, debemos estar conscientes de que chateaderas dañinas pueden corroer las relaciones humanas y hasta arriesgar la prosperidad de la persona porque sus acciones generan desconfianza.

Sigamos dando el ejemplo correcto, respetando la privacidad de los hogares y dejando el nombre de nuestra cultura muy en alto.

#CulturePhilanthropy

www.motoreconomico.com

 

Our Habits Online Reflect Our Cultural Values
By: Verónica V. Herrera

 

Social network sites and private messaging applications like Messenger and WhatsApp are excellent tools to stay connected with our loved ones at a very low cost. It is certainly a privilege to have access to other people’s profile and message box. Since it is a privilege, we must respect it, especially because what we write there will remain a reflection of our culture.
If we misuse these tools, by placing photos or comments that degrade our culture, we will be affecting many people who will be judged by our actions. We will be reflecting something negative about our heritage. Often, the misuse of private messaging boxes on the Internet that are used for acts of passive violence (comments, photos, inappropriate compliments, etc.) can cause great depression or misfortune to the receiver of the message.
In order to continue to promote our good habits, so that they may be valued as cultural representatives with great dignity, and for future generations not to fall into bad habits, we must be aware that harmful chatting can erode human relationships and even risk the prosperity of a person because their actions generate lack of trust. Let’s continue to set the right example, respecting the privacy of other homes, and leaving a positive example about our culture.

@workcommunity

LinkedIn:  https://www.linkedin.com/in/veronicavherrera

www.culturephilanthropy.org

Comentarios

comentarios

Autor

Veronica Herrera

Verónica Herrera es innovadora en filantropía y educadora. A través de su experiencia de más de 20 años diseñando iniciativas culturales en la comunidad, complementada por sus estudios de investigación a nivel de doctorado, Verónica desarrolló una teoría de la motivación conocida como la "Filantropía de Cultura" (#CulturePhilanthropy). Su teoría sostiene que aportando lo positivo de la cultura se puede motivar el aporte filantrópico, el cual servirá de motor para el desarrollo económico. Su misión es educar a todos los niveles sobre el valor de la cultura como herramienta estratégica para el progreso de las comunidades. Verónica se graduó de la Universidad de Tennessee con dos licenciaturas, Idiomas y Psicología. Luego obtuvo su maestría en Pedagogía con especializaciones en Métodos de Investigación y en Literatura. Actualmente se encuentra en la fase final de un doctorado en Pedagogía. En 2016, fue reconocida con el premio Positive Impact Awards 2016 de Hispanicize, en la mención Desarrollo Profesional y luego logró ganar el premio como Personaje del Año 2016 con el apoyo del voto popular. Además, fue ganadora del Chattanooga’s Vote La Paz de Chattanooga Latino Leadership Award 2016 y fue oficialmente proclamada por el consejo de dicha ciudad como inmigrante de valioso aporte a la sociedad americana.