Parque Nacional Bryce Canyon: el reino de los hoodoos

Parque Nacional Bryce Canyon: el reino de los hoodoos

En tu viaje por el interior de la costa oeste de Estados Unidos, aparte de los parques nacionales más conocidos, como el Gran Cañón, Yosemite o Monument Valley, hay otros que también merecen la visita al mostrar paisajes peculiares.

Sin duda, uno de ellos es Bryce Canyon, el cual encuentras al sur de Utah y al norte del Gran Cañón y del enclave de Kanab, donde podrás ver unos paisajes espectaculares y muy originales.

En realidad no se trata de un cañón formado por un río, sino una gran zona de unos 30 kilómetros en la que se agrupan unas curiosas y espectaculares estructuras rocosas conocidas como hoodoos.

 

Qué son los hoodoos

Los hoodoos son agrupamientos de pináculos rocosos alargados, con una gran combinación de colores, rojos, ocres y blancos, los cuales pueden alcanzar una altura de hasta 60 metros.

Son el resultado de millones de años de erosión por el agua, y los encontrarás en grandes anfiteatros que se extienden a lo largo a lo largo de la carretera turística que recorre el parque, pudiendo verlos desde hasta 14 miradores.

 

Qué ver en Bryce Canyon

La visita de Bryce Canyon te ocupará el tiempo que realmente quieras, pues ya muy cerca de la entrada encuentras algunos de los puntos más interesantes del mismo, como los miradores Sunrise, Sunset, Inspiration y Bryce.

Pero si vas a disponer de tiempo, por ejemplo, media jornada, lo que se recomienda es dirigirte directamente a la zona más al sur del parque, situada a 20 kilómetros del Centro de Visitantes.

Antes quizás valga la pena ver la película sobre el parque que cada media hora se proyecta en dicho centro.

En esa zona podrás disfrutar de las vistas desde los miradores Rainbow Point y Yovimpa Point.

Desde aquí podrás regresar de nuevo a entrada, parando en los otros once miradores que tiene el parque. En este recorrido por Bryce Canyon te encontrarás junto a la carretera un espectacular puente rocoso denominado Natural Bridge.

 

Anfiteatro Bryce

El punto de Bryce Canyon donde se concentran más hoodoos es en el denominado Anfiteatro Bryce, el cual se encuentra en la entrada del parque, y es la zona más visitada del mismo.

Las mejores vistas panorámicas del Antiteatro Bryce las puedes disfrutar desde el mirador Sunset Point.

Y el mejor momento para hacerlo es durante el amanecer, pues por la disposición de los famosos hoodoos, es en ese momento del día cuando se consigue un mayor colorido y una mayor belleza de estos pináculos rocosos que han dado fama al Bryce Canyon.

Es también en esta zona donde en 1870 se asentó Ebenezer Bryce, el mormón que “descubrió” este paraje y cuyo apellido se ha utilizado para denominar a este parque nacional.

Dado que toda la zona del Bryce Canyon se encuentra a una altura de entre 2.000 y 2.775 metros, en el Anfiteatro Bryce hay una profundidad de hasta 240 metros.

FUENTE: guias-viajar.com

 

Comentarios

comentarios

Categorías: Destinos

Autor

Redacción La Nota Latina

Informaciones, artículos de opinión y noticias escritas por periodistas, blogueros y colaboradores de esta revista digital. La Nota Latina no se hace responsable de la redacción, conceptos y opiniones emitidos en el contenido informativo.