El Río Celeste: un gran atractivo de Costa Rica

El Río Celeste: un gran atractivo de Costa Rica

 

Cuenta una leyenda que existe un lugar en el planeta donde Dios limpió sus pinceles al terminar de pintar el cielo, este espectacular paraje está en Costa Rica, en el Parque Nacional Volcán Tenorio, y es uno de los ríos más populares del país por su particular coloración que va de los tonos celestes al turquesa.

 

Esta cascada presenta la particularidad de que su posa es de color celeste intenso. La profundidad máxima ronda los 17 metros.

 

Durante años los científicos trataron de dar con el motivo por el cual 14 kilómetros del río se teñían de un intenso azul pero no fue hasta 2013 cuando investigadores de la Universidad de Costa Rica y Nacional tomaron muestras del agua, tanto del Río Celeste como de sus dos afluentes, Quebrada Agria y Río Buena Vista y resolvieron el enigma. La respuesta al misterio del color azulado estaba en la composición del agua. Cuando el sílice coloidal, también llamado sílica sol o hidrosol de sílice, se suspendía en el agua este reflejaba la luz solar y engañaba al ojo humano que devolvía una imagen del agua azul turquesa.

 

Según los investigadores, esta ilusión óptica se debe a que «en cualquier río, la luz del sol penetra hasta una cierta profundidad y ningún color particular es desviado o reflejado a la superficie, por lo que parece transparente. Sin embargo, en el Río Celeste el agua pasa algunos de los rayos del sol y refleja el grupo de tonos azulados. Así el agua se vuelve azul para el ojo humano».

Resuelto el primer misterio los científicos se preguntaron el por qué las aguas solo eran turquesas en un tramo de 14 kilómetros cuando la composición era similar en los ríos afluentes. El motivo hay que buscarlo en el tamaño de las partículas que son de un tamaño mucho mayor en el Celeste.

 

Imponente Volcán Tenorio.

 

FUENTE: abc.es

 

Comentarios

comentarios

Categorías: Destinos

Autor

Redacción La Nota Latina

Informaciones, artículos de opinión y noticias escritas por periodistas, blogueros y colaboradores de esta revista digital. La Nota Latina no se hace responsable de la redacción, conceptos y opiniones emitidos en el contenido informativo.