El respeto por todas las culturas se traduce en progreso

El respeto por todas las culturas se traduce en progreso

 

Para resolver problemas en el trabajo y en la sociedad es necesario incluir varios puntos de vista; ciertamente la identidad cultural nos proporciona diversidad para incluir dentro de las posibles soluciones. Dentro del marco de la Filantropía de Cultura encontramos la innovación social como una de las claves para  el progreso económico. Mientras que el crecimiento de la economía es beneficioso para todos, la innovación es la base de las nuevas tecnologías que responden a las necesidades de los seres humanos.

Cuando consideramos puntos de vista diferentes como forma de integración de ideas en la sociedad, nos damos cuenta que el respeto al modo de obrar de otros y de comunicarse han de ser incluídos como importantes aspectos para el progreso. Lo que puede parecer inaceptable para una persona, puede que sea algo de poca importancia para otra. Debemos apartar las diferencias y no tomarnos nada de modo personal porque lo más seguro es que la otra persona solamente está actuando del modo en que fue educada.

Lo importante es dialogar sobre lo curioso de las diferencias y respetar que para vivir juntos debemos considerar los puntos de vista de todos con los que compartimos en nuestros círculos sociales. Es importante que respetemos y que no nos enfoquemos solamente en las ganancias monetarias, sino en las ganancias culturales que también devengarán beneficios de progreso para todos.

#CulturePhilanthropy

www.motoreconomico.com

 

Comentarios

comentarios

Autor

Veronica Herrera

Verónica Herrera es innovadora en filantropía y educadora. A través de su experiencia de más de 20 años diseñando iniciativas culturales en la comunidad, complementada por sus estudios de investigación a nivel de doctorado, Verónica desarrolló una teoría de la motivación conocida como la "Filantropía de Cultura" (#CulturePhilanthropy). Su teoría sostiene que aportando lo positivo de la cultura se puede motivar el aporte filantrópico, el cual servirá de motor para el desarrollo económico. Su misión es educar a todos los niveles sobre el valor de la cultura como herramienta estratégica para el progreso de las comunidades. Verónica se graduó de la Universidad de Tennessee con dos licenciaturas, Idiomas y Psicología. Luego obtuvo su maestría en Pedagogía con especializaciones en Métodos de Investigación y en Literatura. Actualmente se encuentra en la fase final de un doctorado en Pedagogía. En 2016, fue reconocida con el premio Positive Impact Awards 2016 de Hispanicize, en la mención Desarrollo Profesional y luego logró ganar el premio como Personaje del Año 2016 con el apoyo del voto popular. Además, fue ganadora del Chattanooga’s Vote La Paz de Chattanooga Latino Leadership Award 2016 y fue oficialmente proclamada por el consejo de dicha ciudad como inmigrante de valioso aporte a la sociedad americana.